Seguridad y emergencias en tu vehículo

Seguridad y emergencias, dos palabras que intervienen en muchas conversaciones sobre vehículos. Aumentar la primera nos hará disminuir la segunda, sin embargo siempre hay que estar preparado ante los imprevistos.

En este post queremos enseñaros algunas alternativas para mejorar la seguridad en vuestro vehículo, además de qué debemos tener siempre a mano para poder afrontar ciertas emergencias.

Pinchazos

Los pinchazos son algo totalmente imprevisto. Es posible que tus neumáticos estén prácticamente nuevos y, que a causa de algún objeto que esté en la carretera, tengan algún pinchazo. Por ese motivo, dispones de hasta dos opciones para solucionar en cuanto a emergencias antipinchazos.

Primero, el clásico Kit reparapinchazos para coche que incluye, además, un compresor de aire. Es muy fácil de utilizar, solo tendrás que aplicar el líquido sellante para reparar el pinchazo y, luego, usar el compresor para hinchar la rueda en caso de que haya perdido mucho aire. Esta solución no es definitiva, por lo que deberás acudir a tu taller de confianza para evaluar el alcance del problema.

Segundo, el Kit reparapinchazos para moto. La idea es exactamente la misma que con el de coche. Para empezar, debes reparar el pinchazo con el líquido sellante incluido y, más tarde, utilizar el compresor para recuperar el aire que ha perdido la rueda (se enchufa al mechero). De nuevo, recuerda acudir a tu taller una vez que hayas reparado el problema.

Finalmente, también hay una serie de repuestos de reparapinchazos, de forma que puedas recargar tu bote si este se ha quedado sin líquido.

Kit reparapinchazos

Extintores

No es muy frecuente y jamás esperamos que ocurra pero siempre debemos estar preparados para lo peor, sobre todo en verano, que hay muchos incendios a causa de las altas temperaturas. Existen muchas razones para que podamos tener más de un susto y, por ello, tener un extintor a mano es más que recomendable.

Para empezar, podemos contar con el clásico extintor homologado de polvo, de peso 1 kg y con manómetro. Este es el extintor por excelencia y lo podemos llevar perfectamente en el maletero.

Luego, podemos utilizar otros extintores de aluminio, del mismo peso y con manómetro incluido también. Estos modelos están fabricados por la marca Race Sport y son más atractivos de cara al aspecto visual.

Finalmente, están los extintores de 600 gramos. Estos están pensados para tenerlos a mano, debajo de un asiento e, incluso, en la guantera. De esta forma, podemos sofocar pequeños fuegos que ocurran dentro del interior del vehículo y sin necesidad de ir al maletero a buscarlos.

Extintor

Antirrobos

Algunos coches llevan bloqueadores de volante mientras que otros no cuentan con esta característica. A veces, incluso, este aspecto puede ser insuficiente y queremos contar con algo de seguridad extra. Por ese motivo, existen las barras antirrobo, de las cuales puedes disponer de 3 alternativas diferentes.

En primer lugar, está la atípica barra Hércules, una barra antirrobos con dos llaves de seguridad. Es muy fácil de instalar y de quitar, de forma que no pierdas mucho tiempo una vez que quieras abandonar el coche.

En segundo lugar, la clásica barra Panzer, de color amarillo y también con dos llaves. Esta barra es la que podemos ver en la mayoría de casos y suele ser muy fiable.

En tercer y último lugar, la barra Dobermann, se coloca de forma algo distinta a la anterior pero es muy parecida. Está cromada y es de acero inoxidable cromo-vanadio, de forma que su garantía de calidad es máxima, tanto en seguridad como en durabilidad.

Antirrobo

Chalecos, triángulos y botiquines

Tres elementos que siempre debes tener en tu coche ya que dos de ellos son obligatorios y el tercero te puede ayudar mucho. Los chalecos y los triángulos a veces te los dan una vez que has comprado tu vehículo, sin embargo, si no dispones de ellos por el motivo que sea, puedes (y debes) comprarlos para tenerlos siempre disponibles.

El chaleco debe estar siempre a mano ya que no puedes abandonar tu vehículo (en caso de accidente) sin él puesto. Además, también existen modelos de chalecos reflectantes para niños, de forma que los más pequeños puedan estar a salvo en caso de que necesiten salir del coche.

Los triángulos de emergencia los puedes llevar en el maletero, sin embargo necesitas dos y solo hay un modelo homologado con el E11: el clásico de color rojo que mide 43 centímetros por 6,5 y que, además, es plegable. Imprescindible.

Además, si no dispones de ninguno de los anteriores, puedes optar por el clásico kit de triángulos más chalecos, de forma que puedas disponer de estos objetos homologados y te ahorres dinero al no tenerlos que comprar individualmente.

Triángulos de emergencia y chaleco

Finalmente, puedes tener un botiquín de primeros auxilios en tu coche. De esta forma, si tú o alguno de tus pasajeros sufre daño de algún tipo puedes hacer unas curas básicas antes de llevarlos al médico.

¡No lo olvides! La seguridad y la previsión ante emergencias nunca es suficiente y siempre hay que estar lo mejor preparado posible. Por ello, en Accesoriosyllantas os hemos querido mostrar las alternativas que tenéis a vuestra disposición.

¡Comparte este post si te ha gustado y síguenos para estar al día de nuestras novedades!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *